14 de noviembre de 2011

Reseña de La Alemania nazi (1933-1945), de Álvaro Lozano

¿Otro libro sobre el nazismo? Pudiera ser un comentario habitual, después de tantos y tantos libros que se van publicando, cada mes, sobre el Reich alemán. Y posiblemente no le falte razón. Pero también es cierto que habitualmente suelen faltar síntesis sobre el tema para el público no especializado. Y en este sentido, La Alemania nazi (1933-1945) de Álvaro Lozano (Marcial Pons, 2008), cumple perfectamente su cometido.
Hablemos un poco del autor. Diplomático de carrera, la historia ha sido su gran vocación, consiguiendo un doctorado cum laude. Los habituales del género lo conocen ya por dos libros que han levantado, en petit comité, pasiones e indiferencias: Operación Barbarroja. La invasión alemana de Rusia (Inédita, 2006) y Kursk, 1943. La batalla decisiva (Barcelona, Inédita, 2007), La Guerra Fría (Melusina, 2007) y El Holocausto y la cultura de masas (Melusina, 2009). Libros generales sobre la Alemania nazi hay muchos. El lector un poco avezado podrá recordar los de Michael Burleigh, El Tercer Reich. Una nueva historia (Taurus, 2002) o la trilogía de Richard J. Evans formada por La llegada del Tercer Reich (Península, 2005), El III Reich en el poder (Península, 2007) y El Tercer Reich en guerra (Península, 2011), como obras esenciales sobre el tema. A ellos podemos añadir La dictadura nazi: problemas y perspectivas, de Ian Kershaw (Siglo XXI, 2004, original de 1985) o Dictadores. La Alemania de Hitler y la Unión Soviética de Stalin, de Richard Overy (Tusquets, 2006), sin olvidarnos de la magna biografía de Kershaw en dos volúmenes, Hitler. 1889-1936 y Hitler. 1936-1945, publicadas por Península en 2001 y 2002 respectivamente. Y la lista podría seguir.

El libro de Álvaro Lozano, al menos en castellano, es la primera síntesis actualizada sobre el tema. Después de un breve repaso al fracaso de la República de Weimar (tema de por sí complejo y atrayente) y de una biografía de Adolf Hitler, Lozano plantea
«un recorrido por la pluralidad de aspectos de la vida social que abarcan un Estado totalitario. Desde las causas que posibilitaron el nacimiento del partido [nazi], o las que contribuyeron a su ascenso y culminación, hasta la forma en que la dictadura organizó el control de la sociedad alemana, las doctrinas que lo justificaron o a las que llevaron una política agresiva de grandes polémicas que acompañan a la historia del nacionalismo”» (prólogo de Julio Gil Pecharromán, p. 15).
En este sentido, este libro se asemeja a Dictadores... de Overy: un análisis temático y compartimentado de las diversas esferas en las que el Reich nazi intervino: el asalto al poder en los años veinte y principios de los treinta, las estructuras políticas y “estatales” del régimen fundado, el cambio social que el nazismo inoculó en la cultura y la sociedad alemanas, la esfera económica (¿el milagro nazi?), la oposición al régimen, la política exterior, el Tercer Reich durante la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto. En casi todos estos temas, Lozano además introduce un breve repaso al debate historiográfico sobre los temas: un debate que, a grandes rasgos y simplificando, divide a los historiadores en “intencionalistas”, que consideraban que Hitler controlaba todo el poder y que impuso una serie de objetivos predeterminados (política exterior, Holocausto, economía, etc,), y “estructuralistas” o “funcionalistas”, que consideraban “débil” a Hitler, sin una planificación clara y consistente, y con una crisis de liderazgo causada por la influencia y autoridad de sus “subordinados” (Göring, Himmler, Bormann, Goebbels, Hess, etc). Este debate, notablemente demostrado en el aparato crítico del libro, complementa cada capítulo y es de enorme interés, sobre todo para un lector más especializado; e incluso para el lector neófito en la materia, pues le introduce en diversos aspectos que en obras de este tipo no se concretan. En esta voluntad de sintetizar el tema de la Alemania nazi y de situar el debate historiográfico sobre la mesa es donde el libro de Lozano gana mucho, y donde reside su atractivo. En este sentido, considero este libro una obra imprescindible para todos aquellos que se acerquen al tema por primera vez, sin menoscabo para lectores más avanzados en la materia: para unos será un buen punto de partido, para otros un sólido estudio que aporta matices. Lozano incluye, como ya es habitual en sus libros, unos anexos de tablas y gráficas, utilísimos, y una bibliografía comentada, por secciones y actualizada; aunque sorprende que títulos recientes ya traducidos consten en su lengua original, como si el autor hubiera trabajado más en estas ediciones en inglés o alemán que en las publicadas en español. En definitiva, un libro de lectura ágil, amena y rápida, una obra que conviene que esté en la biblioteca particular de todo aquel que se interese por el Reich nazi y que tiene un lugar particular en la historiografía sobre el nazismo, al menos en lengua castellana. Un libro muy recomendable y que no debéis pasar la oportunidad de que pase por vuestras manos.

No hay comentarios: